You are here

El desafío colectivista al darwinismo

David Tyler

Al gran público se le lleva a creer que Charles Darwin resolvió de forma magnífica los problemas asociados con la emergencia de la complejidad biológica. Muchos formadores de opinión escriben confiados en la revolución desencadenada por la publicación de El Origen de las Especies en 1859. Estas personas han desarrollado una posición de «consenso» que usan para convencer a las sociedades científicas, a los legisladores, a las instancias de financiación y a los estamentos educativos que cualquier dilución del darwinismo es un paso atrás, y que haría retroceder la ciencia a la Edad Media. Entonces, ¿qué deberían ellos —y nosotros— pensar sobre un ensayo en Nature Physics que habla acerca de romper con «muchas de las presuposiciones del pensamiento evolucionista tradicional» y que hace resaltar su mensaje con estas palabras?:

Hay una revolución en ciernes que puede llegar a destronar la evolución darwinista como el proceso explicativo clave en biología.

Este ensayo es una contribución al pensamiento interdisciplinar. Comienza con un conocimiento de los fenómenos colectivos en la física moderna. El pensamiento se ha apartado del reduccionismo y está adoptando un interaccionismo holista. El nuevo enfoque se centra:

... en los fundamentos de las transiciones de fase y de otros fenómenos de ordenación en sistemas de materia condensada, en la formación de patrones fuera del equilibrio, y en la rica dinámica de cooperación de los sistemas granulares y vidriosos, polímeros y otras formas de «materia blanda», o transportadores de cargas en superconductores a altas temperaturas y en otros materiales exóticos.

El autor, Mark Buchanan, ve un paralelo entre la física y la biología. En la actualidad ya se están empleando las herramientas de la física y de la ingeniería para comprender los sistemas interactivos dentro de los sistemas biológicos:

Ahora parece estar claro que la biología puede también tener un segundo nivel vinculado a la extendida importancia de los fenómenos colectivos. Naturalmente, el crecimiento explosivo de datos genéticos y proteómicos ha dado paso a la era de la biología de sistemas, al llegar los biólogos a darse cuenta de la necesidad de conseguir una comprensión más holista del funcionamiento de los organismos.

Sin embargo, el fenómeno que se percibe como operativo en el derrumbamiento del darwinismo es la transferencia horizontal de genes. Esto se debe a que todos los mecanismos que se están considerando seriamente para explicar los datos apelan a influencias/impulsores medioambientales. Buchanan razona se puede considerar que el fenómeno está confirmado, auque nuestra comprensión de sus mecanismos se encuentre en su infancia.

El claro impacto de la transferencia horizontal de genes sobre la evolución de las bacterias se ha establecido sólo en tiempos bastante recientes usando el secuenciado genómico a gran escala, y en el contexto de una pequeña cantidad de bacterias. Los biólogos sólo han empezado a explorar los diversos factores medioambientales que promueven o limitan la transferencia horizontal de genes, y no saben casi nada de cómo este mecanismo de participación genética influye sobre la lógica global del proceso evolutivo mismo.

¿Por qué nos lleva esto más allá del darwinismo? Se debe a que los mecanismos propuestos de la evolución darwinista son inherentemente reduccionistas, con formas individuales de vida luchando por la supervivencia en competencia con otros individuos. Dentro de la teoría darwinista, el medio ambiente actúa como un filtro, permitiendo que los aptos sobrevivan. La transferencia horizontal de genes (THG), también conocida como transferencia lateral de genes (TLG), nos aparta de los individuos y los lleva hacia poblaciones en reproducción, y el medio ambiente deviene un impulsor en lugar de un filtro pasivo. El árbol de la vida parece ahora un arbusto carente de estructura.

[L]a aparente ubicuidad de la transferencia horizontal de genes implica que los microorganismos poseen una impresionante capacidad para alterar activamente sus genomas en respuesta a tensiones u oportunidades medioambientales, y esta capacidad está en último término vinculada con su involucración en una comunidad mayor en la que reside la diversidad del material genético. Por consiguiente, [...], el concepto básico de un organismo como entidad biológica aislada con una constitución génica singular tiene poco sentido en el mundo de las bacterias, por cuanto el repertorio genético de una población entera, así como de especies extrañas, está disponible para cualquier individuo en su seno.

Estas palabras sobre destronar la evolución darwinista no han sentado bien en algunas partes. Larry Moran cita algunas de las visionarias palabras de Buchanan, y declara: «Este tipo de hipérbole no es útil. Es vergonzoso que Nature Physics lo haya publicado». Sin embargo, no hay mucha sustancia argumental en contra de este ensayo. El darwinismo es inherentemente reduccionista y puede inventar maneras de formular la TLG de modo que armonice con sus modelos mentales. Pero lo que no puede hacer fácilmente es adoptar las perspectivas holistas que están apareciendo por todas partes. Por esto algunos de nosotros encontramos convincente el marco del designio. El designio en biología proporciona un contexto coherente para la biología de sistemas, para la biomimética, y para muchas otras áreas contemporáneas de investigación. Además, aunque nuestra comprensión de la THG es imperfecta y está en su infancia, el pensamiento en el contexto del diseño inteligente en biología proporciona una base para inferir el origen de los genes que se pueden transferir, y para comprender las funciones que desempeña la THG en las poblaciones.

Referencias : 

Collectivist revolution in evolution [Revolución colectivista en evolución] Mark Buchanan Nature Physics, 5(8), (agosto 2009), 531-531 | doi:10.1038/ nphys1352

Publicación Original: 

Access Research Network - Post details: The collectivist challenge to Darwinism - 08/19/09

Agradecimientos: 
Temas Relacionados: 

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer