You are here

Objeciones al Diseño

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

La teoría del diseño pone en tela de juicio el materialismo dogmático, por tanto no es de extrañar que los materialistas (y algunos de sus aliados en la Iglesia) hayan contraatacado con fuerza.

Este capítulo presenta una serie de objeciones que no han sido mencionadas en los dos capítulos anteriores que trataban de supuestos diseños deficientes o malévolos.

DIOS DE LOS HUECOS, INCREDULIDAD PERSONAL

Este argumento afirma que el diseño es solo un llamamiento a las lagunas en nuestro conocimiento, esas lagunas se irán desvaneciendo a medida que la ciencia avance. Algunos teólogos transigen y están de acuerdo en que estos argumentos hacen que Dios aparezca cada vez es más pequeño.

La falacia de esta objeción consiste en suponer que el argumento del diseño es una apelación a la ignorancia. Muy al contrario nuestro argumento es una analogía que parte de lo que sabemos. El teórico del Diseño Inteligente Bill Dembski, explica:

«Ciertos sistemas biológicos tienen una característica, llamada CI (Complejidad Irreducible). Los Darwinistas no tienen ni idea de cómo surgieron los sistemas biológicos que poseen esta característica... Sabemos que un agente inteligente tiene el poder causal para producir sistemas que presentan Complejidad Irreducible (por ejemplo, muchos de los artefactos humanos presentan Complejidad Irreducible). Por lo tanto, los sistemas biológicos que presentan Complejidad Irreducible tienden a ser diseñados. Cuando los teóricos del diseño atribuyen diseño a los sistemas que presentan Complejidad Irreducible, simplemente hacen lo que hacen los científicos en general, que es tratar de formular una explicación causal adecuada al fenómeno en cuestión.»1

Además, si no lo sabe nadie, ¿por qué los evolucionistas afirman tan dogmáticamente que sí saben que la evolución es responsable del origen y desarrollo de la vida? Además usan alegremente argumentos del tipo la-selección-natural-de-los-huecos, atribuyendo a la selección natural cualidades milagrosas, tratándola como si fuera un creador, para poder explicar lo que lógicamente no tiene explicación.»2

HACIENDO TRAMPAS CON LA SUERTE

Dado que los argumentos de diseño suelen reducirse a cuestiones relacionadas con la probabilidad, los evolucionistas a menudo engañan argumentando que hay cosas improbables que ocurren todos los días, así que ¿cuál es el problema? Por ejemplo, dicen que las probabilidades de ganar la lotería son muy remotas, pero siempre hay alguien que gana cada semana.

O. Kenneth Milller, dijo en un programa anti-Diseño Inteligente:3

«Uno de los trucos matemáticos empleados por el Diseño Inteligente consiste en tomar la situación actual y calcular las probabilidades de que la situación presente hubiera aparecido al azar debido a los acontecimientos en el pasado. Y el mejor ejemplo que puedo dar es sentarte con cuatro amigos, barajar un mazo de 52 cartas y repartirlas, y mantener un registro exacto del orden en que se reparten las cartas. Entonces podríamos mirar atrás y decir, ¡Dios mío!, que improbable es esto .... No obstante, al repartir las cartas te tocan las cartas que te tocan.»

[Narrador]: «Las probabilidades de que la vida haya evolucionado, al igual que la posibilidad de que te toque una mano de cartas en particular, no pueden calcularse retrospectivamente. De esta manera, todas las probabilidades están en contra. Jugando a las cartas de esa manera la vida siempre parecería imposible.

Otro ejemplo: la combinación exacta y la disposición de las personas que caminan por una calle muy transitada es altamente improbable, pero estas disposiciones improbables ocurren constantemente. Del mismo modo las posibilidades de que alguien gane la lotería son muy remotas, pero la gente está ganado la lotería todo el tiempo. Así argumentan usando estas analogías para tratar de diluir la fuerza de este poderoso argumento en favor de la creación.

Sin embargo, hay un error evidente en este "engaño usando el azar."4

En todas las analogías antes citadas, siempre, necesariamente tiene que producirse un resultado. La probabilidad de recibir alguna mano de cartas es de un 100%. Siempre habrá gente caminando por una calle transitada. Alguien tiene necesariamente que ganar la lotería. Ahora bien ¿cuál es la probabilidad de que la misma mano, se reparta en la próxima partida, de que las mismas personas caminaran en la calle, al mismo tiempo mañana, y de que el mismo número gane la lotería nuevamente?.

Y por otro lado, hay muchas más maneras de estar muerto que vivo, por lo tanto no existe en absoluto un 100% de probabilidades de que cualquier disposición de aminoácidos resulte en el conjunto de proteínas necesarias para la vida. Así que no es necesario que cualquier disposición resulte en un ser vivo, y las probabilidades de que resultare en un ser vivo están fuertemente en contra. Ese es el punto central del argumento.

Algunos evolucionistas han respondido que sí sucedió, ¡puesto que estamos aquí! Este razonamiento es circular en el peor de los casos.

Además, si Milller y el narrador que adora a los héroes estuvieran en lo cierto, jamás se podría descubrir a alguien que hiciera trampas al repartir las cartas. Es decir, si un crupier recibiera siempre un as en el momento más conveniente para él, eso no significaría que lo tuviera escondido, porque todas las manos son igualmente improbables... Los jugadores de póquer en el lejano oeste no hubieran creído este argumento tan fácilmente como lo cree Milller. En realidad lo que indica que alguien está haciendo trampas no es sólo la baja probabilidad de una mano, sino la baja probabilidad de duplicar una mano concreta. La mano de cartas que nos indica que ha surgido de la intervención de un agente inteligente y no del azar no es una mano rara sino una concreta.

¿MUESTRAN LOS CRISTALES QUE LAS ESTRUCTURAS DEL DISEÑO PUEDEN OCURRIR NATURALMENTE?

Este argumento ignora una diferencia fundamental entre los cristales y los seres vivos, como explicó Orgel. Examinemos la cuestión detenidamente; un cristal es un patrón repetitivo de átomos, por lo tanto está ordenado. Estas estructuras ordenadas por lo general poseen una energía mínima, por lo que se forman espontáneamente en temperaturas suficientemente bajas. Y la información de los cristales ya está presente en sus elementos esenciales, por ejemplo, las fuerzas direccionales entre los átomos. Pero las proteínas y el ADN, las grandes moléculas esenciales para la vida, no están ordenadas (en el sentido de repetición), sino que poseen una alta complejidad especificada. Sin una especificación exterior al sistema, es decir sin la maquinaria programada en los seres vivos o sin la dirección inteligente de un químico orgánico, no existe en absoluto ninguna tendencia natural a la formación de estas disposiciones especificadas complejas. Al combinar sus elementos (e incluso esto requiere condiciones especiales), se produce una secuencia aleatoria. La diferencia entre un cristal y el ADN es como la diferencia entre un libro que contiene nada más que ABCD repetido y un libro de Shakespeare. Sin embargo, esto no impide que muchos evolucionistas (ignorando la distinción de Orgel), aleguen que los cristales demuestran que la complejidad especificada puede surgir de forma natural -en realidad tan sólo están probando que ese orden puede surgir de forma natural.5

Los cristales en comparación con el contenido de la información de las biomoléculas

Para demostrar que los cristales poseen un bajo contenido de información, consideremos lo que sucede cuando rompemos un cristal grande de sal en cristales más pequeños; el resultado es que seguimos teniendo sal. Otra forma de decirlo es que la información necesaria para que Na+ y Cl- formen espontáneamente un cristal de sal está ya presente de forma inherente en los ingredientes; no se requiere nada procedente del exterior.

Sin embargo, en las moléculas biológicas, las secuencias no son causadas por las propiedades constituyentes de los aminoácidos y nucleótidos. Esto contrasta enormemente con las estructuras del cristal, las cuales se deben únicamente a las propiedades de sus componentes. Los experimentos han demostrado que existe muy poca correlación entre la energía de los enlaces químicos y las secuencias en el ADN y las proteínas. Si realmente la formación de proteínas se debiera a algún tipo de determinismo químico, deberíamos ver una fuerte correlación, y no deberíamos ver esta gran variedad de proteínas. Por eso si nos limitamos a introducir aminoácidos en un frasco con un agente de condensación nunca conseguiremos producir insulina o citocromo, sino que meramente obtendremos polipéptidos aleatorios.

Estructuras cristalinas de CuBrSe3 y CuISe3. Círculos negros=Cu, círculos pequeños abiertos=Se, círculos abiertos grandes=Br, o I. Tomado de J. Sarfati y G.R. Burns: "The pressure, temperature and excitation frequency dependent Raman spectra, and infrared spectra of CuBrSe3 y CuISe3 Spectrochimica Acta 50A: 2135-2136, 1994"

Cristales y celdas unitarias

Frecuentemente se considera como la unidad más pequeña de un cristal su celda unitaria. El cristal está constituido de estas celdas por la repetición de múltiplos específicos de los vectores de traducción. Mi propia tesis doctoral incluye artículos publicados sobre CuBrSe3 y CuISe3, y este último tiene una estructura muy compleja según las normas de la química inorgánica normal, con 18 unidades de fórmula en una celda unitaria hexagonal, o 6 por cada celda unitaria romboédrica (véase el diagrama). Sin embargo el contenido de esta información es pequeño en comparación con el del ADN o el de la mayoría de las proteínas.

EL PRINCIPIO DE DISIMETRIA DE CURIE

Esta es una de las "leyes" que explican la regularidad, su nombre proviene del físico francés Pierre Curie (1859-1906). Esta ley establece que una disimetría en un efecto físico está siempre presente en su causa física. Este principio explica varios tipos de orden que los evolucionistas han utilizado como argumentos en contra del filtro de diseño:

Patrones de convección

La evaporación y la redistribución del agua del océano en el planeta podría ser considerada como un sistema ordenado. Un ejemplo aún mejor es el patrón celular hexagonal de la Convección de Rayleigh–Bénard que a veces se puede verse en los líquidos de poca profundidad en sartenes.

Para cualquier sistema de convección, hay ciertas condiciones de contorno importantes, por ejemplo un orden definido de fuente de calor, sistemas intermedios; sumidero. Estas condiciones de contorno introducen contenido informativo, en este caso, indicando una reducción de la simetría con la introducción de una dirección preferida en comparación con un sistema isótropo sin disimetría.

Ordenamiento gravitacional

Consideremos una mezcla de granos de arena que, naturalmente, se ordenan por tamaño. Una mezcla aleatoria en gravedad cero no tiene disimetría (es isótropo). Introduzcamos un campo gravitatorio, ahora hay una asimetría debido a la dirección del campo. Ahora los granos de arena pueden "auto-ordenarse"; la densidad será mayor a mayor profundidad. Pero esta nueva disposición, en base a la dirección de los granos de arena, en realidad refleja la asimetría de la dirección del campo gravitatorio que causa la separación.

En otras palabras, estos ejemplos triviales de patrones ordenados se explican por las circunstancias físicas de cada situación. Y el orden no transmite ninguna información, ninguna especificación para nada.

¿Quién diseñó al Diseñador?

Muchos escépticos hacen esta pregunta. Pero Dios, por definición, es el Creador increado del universo, así que la pregunta "¿Quién creo a Dios?" es ilógica, como "¿Con quién está casado el soltero?"

Así que alguien más sofisticado podría preguntarse: "Si el universo necesita una causa, entonces ¿por qué Dios no necesita una causa? Y si Dios no necesita una causa, ¿por qué el universo necesita una causa?" Los cristianos deben responder usando el siguiente razonamiento:

1. Todo lo que tiene un inicio tiene una causa.

2. El universo tiene un inicio.

3. Por lo tanto el universo tiene una causa.

Es importante aclarar las palabras resaltadas en negrilla. El universo requiere una causa porque tuvo un comienzo, como se muestra a continuación. Dios, a diferencia del universo, no tuvo principio, por lo que no necesita una causa. Además, la relatividad general de Einstein, la cual tiene mucho apoyo experimental, muestra que el tiempo está vinculado a la materia y al espacio. Así que el tiempo habría tenido un inicio junto con la materia y el espacio. Puesto que Dios, por definición, es el creador de todo el universo, es el creador del tiempo.

Por lo tanto no está limitado por la dimensión del tiempo que ha creado, por lo que no tiene principio en el tiempo, Dios es «el Alto y Sublime, que habita la eternidad.» (Isaías 57:15)6.

Este razonamiento es a veces es llamado el argumento cosmológico de Kalām. Su defensor moderno más destacado es el filósofo y apologista Dr. William Lane Craig.7

En su libro "El Espejismo de Dios" Dawkins usa una variante del viejo argumento escéptico:

«Por muy improbable que sea estadísticamente la entidad que tratan de explicar invocando a un diseñador, el propio diseñador tiene que ser al menos tan improbable. Dios es el verdadero Boeing 747.»

Dawkins afirma que un diseñador lo suficientemente inteligente como para explicar la complejidad del mundo viviente debe ser al menos igual de complejo. Así que si la biología demanda un diseñador inteligente, entonces el Diseñador debe demandar un Meta-Diseñador, y así sucesivamente. Este argumento presenta varios problemas adicionales, que se añaden al punto anterior que un dios creado en realidad es una ilusión.

1. Este argumento sería considerado ilegítimo si se aplicara a puntas de flecha, a las señales de SETI, al Monte Rushmore, etc. Por ejemplo, si un arqueólogo sostiene que los instrumentos de piedra en un lugar de enterramiento fueron diseñados, sería grosero preguntar "¿Quién diseñó al diseñador de estos instrumentos?" como un argumento para negar que los instrumentos hubiesen sido diseñados. La cuestión de si un objeto ha sido diseñado o no puede decidirse en base a las propias características del objeto.

2. La teología clásica afirma que Dios no es complejo, sino simple. Este es el caso de la enseñanza católica de Santo Tomás de Aquino,8 así como la enseñanza protestante, por ejemplo, la Confesión Belga: Dios es "un ser espiritual único y simple."9 Y Dawkins ha olvidado que contradice su propia definición de complejidad: que está constituido por partes que han sido "ordenadas de una manera que es poco probable que hayan surgido por azar."16 Pero como el Dios de la Biblia es un espíritu, no material, no tiene partes, ni mucho menos dispuestas de una manera determinada.10

3. No puede haber una serie infinita de causas materiales, porque la vida material no ha existido siempre. Incluso la idea de vida extraterrestre precediendo a la nuestra no se puede extrapolar hacia el pasado indefinidamente, debido a que el universo no ha existido indefinidamente. Un Big Bang hipotético, precedido por un Big Crounch o "Gran Colapso" aún más hipotético, habría destruido toda la vida. Así que como no había ningún diseñador inteligente material originalmente, es legítimo invocar un diseñador no-material de la vida.

NO ES CIENCIA

La verdadera razón para rechazar la explicación de la creación es el compromiso con el naturalismo. Como ellos mismos admiten, los evolucionistas han convertido la ciencia en un juego "materialista", y la creación/diseño es descartada por sus propias reglas materialistas que excluyen a priori la creación sobrenatural.11 Véase, por ejemplo, esta afirmación del bioquímico evolucionista Richard Dickerson:

«La ciencia es fundamentalmente un juego. Un juego con una regla suprema y determinante: Regla Nº 1: Vamos a ver en qué medida y hasta qué punto podemos explicar el comportamiento del universo físico y material en términos de causas puramente físicas y materiales, sin recurrir a lo sobrenatural.»12

En la práctica, el "juego" se extiende a tratar de explicar no sólo el comportamiento, sino también el origen de todo, sin lo sobrenatural. El profesor Richard Lewontin, un genetista (y autoproclamado marxista), es un famoso campeón del neo-darwinismo, y sin duda uno de los líderes del mundo promocionando la biología evolutiva. Recientemente, ha escrito este revelador comentario que ilustra la tendencia filosófica implícita en contra de la creación de Génesis, independientemente de si los hechos lo respaldan:

«Nos ponemos del lado de la ciencia, a pesar de lo claramente absurdo de algunas de sus construcciones, a pesar de su fracaso al cumplir muchas de sus promesas extravagantes de salud y la vida, a pesar de que la comunidad científica ha demostrado tolerancia por historietas carentes de toda base sólida, porque tenemos un compromiso previo, un compromiso con el materialismo. No se trata de que los métodos y las instituciones de la ciencia nos obliguen de alguna manera a aceptar una explicación material del mundo fenomenológico, sino al contrario, que estamos obligados por nuestra adhesión previa a las causas materiales a crear un aparato de investigación y un conjunto de conceptos que produzcan explicaciones materiales, no importa cuán contrarias sean a la intuición, no importa lo extrañas que sean para los no iniciados. Además, este materialismo es absoluto, porque no podemos permitir un Pie Divino en la puerta.»

El eminente académico Lewis Beck Kant decía que cualquiera que pueda creer en Dios podrá creer en cualquier cosa: «Apelar a una deidad omnipotente es permitir que en cualquier momento las regularidades de la naturaleza puedan alterarse, que los milagros puedan suceder.»13

Scott Todd, inmunólogo de Kansas State University, dijo prácticamente lo mismo:

«Incluso si todos los datos apuntan a un diseñador inteligente, tal hipótesis está excluida de la ciencia porque no es naturalista.»14

Por lo tanto, aunque muchos acusan al diseño de "no ser científico", esta acusación parece que se deriva más de las reglas del juego que de alguna evidencia.

Un ejemplo evidente es Dawkins, quien dijo:

«Incluso si no hay pruebas reales en favor de la teoría de Darwin, aun así debe ser preferida por encima de todas las teorías rivales.»15

Incluso algunos filósofos de la ciencia anti-creacionistas han criticado fuertemente los juegos de palabras y los legalismos evolucionistas. Señalan con razón que debemos estar más interesados en saber si la creación es cierta o falsa que si cumple con ciertos criterios tendenciosos para ser categorizada como "ciencia".16

Muchos de estos juegos de palabras son contradictorios, por lo que uno debe preguntarse si su objetivo principal es excluir la creación a cualquier precio y no por razones lógicas.

Por ejemplo, una guía para profesores muy difundida, editada por la Academia Nacional de Ciencias, y titulada "Enseñando de la evolución..." afirma en la página 55:

«...Las ideas de la "ciencia de la creación" derivan de la convicción de que Dios creó el universo, incluidos los seres humanos y otros seres vivos, todos a la vez en un pasado relativamente reciente. Sin embargo, los científicos de muchos campos han examinado estas ideas y han resultado ser científicamente insostenibles. Por ejemplo, las evidencias de una Tierra muy joven, son incompatibles con muchos y diferentes métodos para determinar la edad de las rocas. Además, dado que las propuestas básicas de la ciencia de la creación no pueden someterse a prueba ni verificación, estas ideas no se ajustan a los criterios de la ciencia.17

La definición de ciencia de la creación dada en el libro "Enseñando de la Evolución..." es casi correcta, aunque los creacionistas, siguiendo los principios bíblicos, afirmarían que los distintos animales fueron creados en diferentes días. Sin embargo, el libro "Enseñando de la Evolución..." afirma que las ideas de la ciencia de la creación han sido evaluadas y han resultado ser insostenibles, y luego afirman que las "propuestas básicas de la ciencia de la creación no pueden someterse a prueba ni verificación." Entonces, ¿cómo pueden haber sido evaluadas sus propuestas (¡evaluadas!) si no pueden someterse a prueba?18

El historiador y filósofo de la ciencia Stephen Meyer concluye:

«...Todavía no hemos encontrado ninguna buena razón para excluir el diseño de la ciencia. El diseño parece tan científico (o no científico) como sus competidores, la evolución...»

«Para llegar a una biología histórica completamente racional es preciso mantener una mente abierta a los argumentos empíricos en favor del diseño. Una biología histórica racional no sólo debe abordar la cuestión "¿Cuál de los escenarios evolutivos materialistas o naturalistas proporciona la explicación más adecuada de la complejidad biológica?", sino también la pregunta "¿Es el escenario de evolución estrictamente materialista o el de la participación de un agente inteligente o alguna otra teoría la mejor explicación el origen de la complejidad biológica, teniendo en cuenta todas las pruebas pertinentes?" Insistir en lo contrario es insistir en que el materialismo tiene una posición metafísica privilegiada. Dado que no parece haber razón para otorgar esta ventaja al materialismo, no veo ninguna razón para admitir que las teorías sobre los orígenes de deben ser estrictamente naturalistas.»19

NO HA SIDO REVISADA POR IGUALES20

Esta objeción es simplemente una excusa para rechazar los argumentos del diseño.

En primer lugar, hay varias revistas creacionistas, incluyendo "Journal of Creation" y "Creation Research Quarterly", y existe mucha literatura general que incluye argumentos en favor del diseño, aunque los autores tienen que ocultar las implicaciones para que sus artículos sean publicados.21

Segundo, hay muchas evidencias de que cualquier trabajo científico que presente una defensa abierta del diseño será automáticamente rechazado. Un artículo del "diseño inteligente" que se deslizó a través de la "cortina de papel" fue el de Stephen Meyer sobre el origen de los tipos básicos en la explosión del Cámbrico, publicado en la revista revisada por iguales,"Proceedings of the Biological Society of Washington." Pero los grupos evolucionistas escribieron a la revista diciendo que el artículo era deficiente, ¡incluso antes de haberlo leído! Posteriormente el Consejo de Administración de la Sociedad Biológica capituló, afirmando que si hubieran tenido conocimiento del contenido de antemano, "habrían considerado este trabajo inadecuado para las páginas de "Proceedings", y prometió que el diseño inteligente ... no se abordaría en futuras ediciones [del periódico]. El editor, Dr. Richard Sternberg, de hecho perdió su trabajo en el Smithsonian, ¿es eso tener una mente abierta a la libertad académica y a la revisión por iguales?.

Así que es irónico que los evolucionistas manifiesten que para que una corriente científica sea legítima es necesario que una revista revisada por iguales publique sus trabajos y luego se dan la vuelta y afirman que ¡no es legítimo que una revista revisada por iguales publique un artículo de esa corriente científica!. En realidad, este argumento se reduce a una definición artificial con todo lo que implica la circularidad.

1. La creación no es verdadera ciencia, porque no ha sido revisada por iguales.

2. La creación no es revisada por iguales, porque no es verdadera ciencia.

E incluso aparte de la cuestión de diseño, la revisión por iguales ha sido objeto de críticas.

Alison McCook escribió en "The Scientist":

«Todo el mundo, al parecer, tiene un problema con la revisión por iguales en revistas de primer nivel. El descrédito de los últimos trabajos con células madre de Woo-Suk Hwang en la Universidad Nacional de Seúl provocó debates en los medios de comunicación sobre el fracaso del sistema para detectar el fraude. Algunos autores, mientras tanto, presentan más y más quejas: Los revisores cierran el paso a aquellos artículos que compiten con los suyos, los buenos artículos se envían a revistas amigas para incrementar la reputación de éstas, y los editores de revistas comerciales son muy jóvenes y siempre cometen errores rechazando o aceptando artículos. A pesar de ello, los científicos de alto nivel se muestran reacios a dar ejemplos concretos de haber sido rechazados en una revisión por iguales, pues están preocupados porque ello podría poner en peligro sus futuras publicaciones.»

«A pesar de la falta de evidencia del valor positivo de la revisión por iguales, la mayoría de los científicos (que son por naturaleza escépticos) parecen creer en ella. La revisión por iguales es algo que se acepta como "absolutamente sagrado" en un campo donde la gente rara vez acepta cualquier cosa con "fe ciega", dice Richard Smith, ex editor del "BMJ", y ahora "CEO" de "United Health Europe" y miembro del consejo de "PLoS" En realidad es algo muy poco científico.»

«De hecho, hay abundante evidencia surgida de una gran variedad de revistas que sugiere que la revisión por iguales contribuye bastante poco a mejorar los artículos. En 1998 se realizó un experimento concebido para comprobar qué errores evita la revisión por iguales, los investigadores introdujeron deliberadamente ocho errores en un artículo científico. Hubo más de 200 revisores los cuales identificaron una media de sólo dos errores. Ese mismo año, un artículo en la revista "Annals of Emergency Medicine" demostró que los revisores no pudieron localizar dos tercios de los errores más importantes de un manuscrito falso. En julio de 2005, un artículo en "JAMA" mostró que entre los recientes artículos de investigación clínica publicados en revistas especializadas, el 16% de los informes que mostraban que una intervención fue efectiva en realidad no lo fue a la luz de hallazgos posteriores. Esto sugiere que los revisores pueden haber pasado por alto serios errores.»22

Robert Higgs, un científico con muchos años de experiencia como investigador, profesor universitario y revisor por iguales, ha dicho:

«La revisión por iguales, que en tan alta estima tienen los laicos, puede variar entre ser importante, en el caso en que los editores y los revisores son competentes y responsables, o ser una farsa completa, cuando éstos no lo son. En términos generales, no es sorprendente que el proceso se sitúe en un punto intermedio, siendo algo más que una broma, pero algo menos que el sistema casi perfecto de escrutinio a conciencia que los no iniciados imaginan que es. Cualquier editor de cualquier revista que desee, por cualquier motivo, rechazar un artículo, puede hacerlo fácilmente eligiendo a aquellos revisores que él sabe a ciencia cierta que lo descartarán, con esta misma estrategia, el editor puede obtener fácilmente informes favorables de los revisores. Yo suelo decir a los jóvenes, cuya obra ha sido rechazada, aparentemente por motivos inadecuados o insuficientes que el sistema es una lotería.»

«Las venganzas personales, los conflictos ideológicos, los celos profesionales, los desacuerdos metodológicos, los deseos de autopromoción y una gran cantidad de clara incompetencia e irresponsabilidad, no son ajenos al mundo científico, de hecho, el mundo científico está plagado con estos atributos demasiado humanos. En ningún caso la revisión por iguales puede verificar que la investigación sea correcta en sus procedimientos o en sus conclusiones. La historia de la ciencia es la crónica de una sucesión de errores. En algunas ciencias, esos errores son en gran parte eliminados en el transcurso del tiempo, en otras ciencias los errores persisten durante prolongados periodos, y en otras, como en la economía, el retroceso científico real puede continuar durante generaciones bajo la impresión equivocada de que se está avanzando.»

«En un momento dado, puede haber consenso acerca de todo tipo de temas en una ciencia particular. Sin embargo, al examinar el pasado, vemos que este consenso estaba equivocado. Los investigadores que usan métodos poco ortodoxos o marcos teóricos tienen gran dificultad, por causa de los requisitos actuales, para lograr que sus hallazgos sean publicados en las mejores revistas o, a veces, en cualquier revista científica. La gran masa de profesionales considera a los científicos innovadores o los creadores excéntricos como locos, hasta que llega el momento en que ya resulta imposible negar sus resultados, un momento que suele llegar a menudo tan sólo después de que una generación de profesionales haya desaparecido. La ciencia es una extraña empresa: todo el mundo se esfuerza por conseguir el siguiente avance, sin embargo, cuando alguien lo logra, generalmente es recibido como si fuera portador del virus del Ébola. Demasiadas personas han invertido demasiado en las ideas reinantes, para que ahora deban reconocer que su propia idea está equivocada. Eso equivaldría a admitir que han desperdiciado sus vidas. A menudo, tal vez para evitar la disonancia cognitiva, se niegan a admitir que sus ideas estén equivocadas. Lo más importante, por regla general, tanto en la ciencia como en otros lugares, es que para que te vaya bien debes ir con la corriente.»

«Los campos de la investigación actual, en sus aspectos más punteros, son muy reducidos. Los principales investigadores conocen a todos los jugadores importantes y saben lo que está haciendo cada uno. Todos asisten a las mismas conferencias, pertenecen a las mismas agrupaciones profesionales, envían a sus estudiantes graduados a hacer trabajos de pos doctorado en los laboratorios de las otras personas, revisan el trabajo de otro miembro de la NSF, NIH, o de otras organizaciones financiadas por el gobierno, y así sucesivamente. Para el que no pertenece a esta cerrada fraternidad, le será muy, muy difícil que alguien preste atención a su trabajo, o ver su trabajo publicado en una revista de renombre, o conseguir una subvención del gobierno, o recibir una invitación para participar en una conferencia científica, o situar a sus estudiantes de posgrado en posiciones decentes. Es un escenario tremendamente incestuoso, las interconexiones son numerosas, apretadas, y están juntas.»

«En este contexto, una persona joven y brillante necesita ser inteligente y danzar al son de la ortodoxia imperante, pero no debe perturbar el status quo, ni desafiar algo fundamental o muy querido para los que forman los comités de revisión de la NSF, NIH, y otras organizaciones dedicadas a la financiación.»23

Por último aunque la revisión por iguales no ha impedido el fraude, sí ha sido un impedimento a muchos logros científicos que hoy se sabe que eran correctos. Por ejemplo, la prestigiosa revista Nature, lo admitió en un editorial entonando su "mea culpa":

«En nuestra historia ha habido indiscutibles pasos en falso. Entre ellos están el rechazo de la radiación de Cherenkov, el mesón Hideki Yukawa, los trabajos sobre la fotosíntesis de Johann Deisenhofer, Robert Huber y Hartmut Michel, y el rechazo inicial (aunque eventual aceptación) de la radiación del agujero negro, de Stephen Hawking24

Referencias : 
  1. Dembski, W.A., Still spinning just fine: a response to Kenneth Milller, , 2003.
  2. See also Weinberger, L., Whose god? The theological response to the god-of-the-gaps, Journal of Creation 22(1):120–127, 2008.
  3. ‘A War on Science’, Horizon program, BBC, 2006. See critique, Grigg, R. and Sarfati, J., Intelligent Design; ’A War on Science’ says the BBC, , 2006..
  4. Batten, D., Cheating with chance, Creation 17(2):14–15, 1995; .
  5. An extensive discussion on information and thermodynamics, order and complexity, is found in Thaxton, C.B., Bradley, W.L. and Olsen, R.L., The Mystery of Life’s Origin, Philosophical Library Inc., New York, 1984, chapter 8.
  6. See Sarfati, J., If God created the universe, then who created God? Journal of Creation 12(1):20–22, 1998, ; Refuting Compromise pages 179–183, 2004..
  7. Craig, W.L., The Kalam Cosmological Argument, Barnes & Noble, New York, 1979; God, Creation and Mr Davies, Brit. J. Phil. Sci. 37:163–175, 1986..
  8. Duggan, G.H., Review of The Blind Watchmaker by Richard Dawkins. Apologia, 6(1):121–122, 1997..
  9. La doctrina de la Trinidad no pretende que las tres personas sean parte de Dios, sino que el único Dios que existe en tres personas o centros de la conciencia. See Sarfati, J., Jesus Christ our Creator: A biblical defence of the Trinity, Apologia 5(2):37–39, 1992; ..
  10. Plantinga, A., The Dawkins Confusion: Naturalism ad absurdum, Christianity Today (Books and Culture), March/April 2007; ..
  11. Wieland, C., Science: The rules of the game, Creation 11(1):47–50, 1988..
  12. Dickerson, R.E., J. Molecular Evolution 34:277, 1992; Perspectives on Science and the Christian Faith 44:137–138, 1992..
  13. Lewontin, R., ‘Billions and billions of demons’, The New York Review, 9 January 1997, page 31..
  14. La. Todd, S.C., correspondence to Nature 401(6752):423, 1999..
  15. Dawkins, R., El relojero ciego: ¿Por qué la evidencia de la evolución revela un universo sin diseño?, página 6, WW Norton & Company, Nueva York, 1986..
  16. Laudan, L., Science at the Bar; Causes for Concern; Quinn, P.L., The Philosopher of Science as Expert Witness; both in Ruse, M. (Ed.), But is it Science? Prometheus Books, Buffalo, NY, 1988, pages 351–355, 367–385. Ruse fue el filósofo de la ciencia que más influyó en los jueces norteamericanos que la creación es "no científico", y Laudan y Quinn refutaron sus argumentos falaces. Ruse later admitted that evolution was a religion, How evolution became a religion: creationists correct? National Post, pages B1,B3,B7 13 May 2000..
  17. La enseñanza acerca de la evolución y la naturaleza de la ciencia, página 55, la Academia Nacional de Ciencias, EE.UU., 1998; véase la refutación, Sarfati, J., Refutación de la evolución, la creación de Editores de Libros], Australia, 1999, 2008; ..
  18. La secuela de la NAS, Ciencia, Evolución y Creacionismo (2008), hace las mismas objeciones. For refutation, see Sarfati, J., Science, Creation and Evolutionism, , 8 February 2008..
  19. Meyer, S.C., The Methodological Equivalence of Design and Descent: Can there be a ‘Scientific Theory of Creation’? in: J.P. Moreland, ed., The Creation Hypothesis, InterVarsity Press, Downers Grove, IL, 1994, pages 98, 102..
  20. For an excellent overview, see Kulikovsky, A., Creationism, Science and Peer Review, J. Creation 22(1):44–49, 2008; ..
  21. See documentation in Buckna, D., Do creationists publish in notable refereed journals? .
  22. McCook, A., Is peer review broken? The Scientist 20(2):26, February 2006..
  23. Higgs, R., Peer review, publication in top journals, scientific consensus, and so forth, George Mason University’s History News Network, , 7 May 2007. (El subrayado añadido).
  24. Coping with peer rejection, Nature 425:645, 2003. 236.
Temas Relacionados: 

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer