You are here

El Mundo que pereció

Una reformulación de las evidencias de la historicidad del diluvio del Génesis y de sus implicaciones geológicas, constituye a la vez una divulgación de la línea argumental de la extensa obra clásica El Diluvio del Génesis y una secuela a la misma.

Aporta nuevos datos que dan evidencia de la formación rápida de formaciones geológicas bajo condiciones cataclísmicas, tesis propuesta en El Diluvio del Génesis pudiéndose citar entre ellos el estallido del monte Santa Helena:

«Desde 1980 se han formado estratos de hasta 180 metros de espesor ... incluyendo láminas y lechos de ceniza de piedra pómez fina desde un milímetro de espesor hasta más de un metro de espesor, cada una representando sólo unos cuantos segundos hasta varios minutos de acumulación. ... El monte Santa Helena nos enseña que las capas estratificadas que comúnmente caracterizan las formaciones geológicas pueden formarse muy rápidamente mediante procesos de flujo. ...»(pág. 100)

También incluye un análisis y refutación de los ataques de J. F. van der Fliert y Davis A. Young contra la obra El Diluvio del Génesis, con un estudio acerca de la naturaleza de la Revelación.

Ficha técnica

Título: El Mundo que pereció

Autor: Dr. John C. Whitcomb.

Editorial: Portavoz, Grand Rapids, EE.UU., 1981

ISBN: 0-8254-1867-4

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer