You are here

El Origen de las Aves

El color de las plumas es un costoso «diseño de sistema complejo»

David Coppedge, Graduado en Física (con honores)

Los brillantes y centellantes colores en las plumas del pecho del ave del paraíso han fascinado durante mucho tiempo a los ornitólogos. Alfred Russell Wallace fue quizá el primer inglés en ver esta magnífica ave en sus hábitats nativos de Malasia, y escribió: «la riqueza de su lustroso color naranja y la exquisita delicadeza de las plumas sueltas ondulantes eran insuperables».1

Ahora, con el uso de los microscopios electrónicos, los científicos están comenzando a comprender cómo las plumas pueden emitir unos colores tan intensos. Sabemos ahora que estos colores no son producidos por pigmentos, sino por patrones geométricos organizados, conocidos como cristales fotónicos, que dan el fenómeno del «color estructural» mediante refracción en lugar de color de pigmentación mediante reflexión. Según Pete Vukusic [Universidad de Exeter] en Current Biology,2 la estructura es más compleja de lo que se creía:

El Arqueópterix

El Arqueoptérix (ala primitiva), es un fósil con cabeza, cuello y cuerpo de reptil tipo lagartija; y con alas extendidas de ave, con tres dígitos en cada una. Los evolucionistas lo presentan como el eslabón perdido entre los reptiles y las aves, lo cual es extraordinario, pues si así fuera, sería el único fósil transicional encontrado, entre cientos de millones estudiados.

Medía unos 35 cm (como un cuervo), tenía una cola ósea con plumas gruesas, y las plumas de las alas eran asimétricas, como las de las aves voladoras actuales. “Es la única criatura con la que los evolucionistas pretenden apenas esbozar algo que semeje un argumento (a favor de la evolución).” Duane Gish, Evolution, 1985, p. 110.

Sus 10 fósiles, proceden todos de la cantera caliza de Dorr, en Solnhofen, Alemania, correspondiente al periodo Jurásico, supuestamente de hace 150 millones de años; y fueron vendidos entre los años 1861 y 1988, al Museo Británico y al Museo Humbolt de Berlín, Alemania. Uno es de una pluma, otro de un pájaro sin cabeza, y sólo dos están completos.

El Vuelo

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

El vuelo es una actividad tan compleja que los hombres no hemos conseguido dominar sus mecanismos hasta el siglo pasado. Sin embargo existen varios tipos de animales que vuelan desde hace mucho tiempo. Cuatro grupos de animales poseen sendos modos de vuelo bien diferenciados: las aves, los pterosaurios, los murciélagos y los insectos.

Los hermanos Wright comprendieron la naturaleza del vuelo observando las aves. Y en laboratorios de todo el mundo, los biólogos y los expertos en aviación estudian los diferentes tipos de animales voladores para obtener nuevas ideas que nos permitan mejorar las aeronaves del futuro.

James Delaurier, profesor emérito de la Universidad de Toronto, pasó décadas estudiando el aleteo de las aves. Él ha declarado que "es correcto acudir a la naturaleza para obtener de ella la inspiración. El ser humano está muy lejos de conseguir hacer lo que ya hace la naturaleza."

En la misma línea, Weisshaar Terry, profesor de aeronáutica en la Universidad de Purdue, señala: "Un diseño que ha sido copiado de la naturaleza es un diseño bueno en todos sus aspectos."

¿Evolucionaron las aves?

Jonathan Sarfati, Doctor en Química

Las aves son animales dotados unas características singulares como plumas y pulmones especiales, y la mayoría de ellas están perfectamente diseñadas para volar. Los evolucionistas creen que las aves evolucionaron a partir de los reptiles, quizás incluso a partir de alguna clase de dinosaurio.

El libro Enseñando la Evolución y la Naturaleza de la Ciencia presenta un supuesto eslabón intermedio entre dinosaurio y ave como evidencia de la evolución.

En este artículo se hace un análisis crítico de ese eslabón intermedio y de otros argumentos usados para defender la evolución de las aves.

Este artículo también presenta información detallada sobre algunas de las peculiares características de las aves.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer