You are here

Evolución Química

Deshinchando las pruebas sintéticas del Mundo del ARN

David Tyler

En junio de 2005, el biofísico David Deamer y colegas visitaron un estanque de agua calentado por actividad volcánica en la península rusa de Kamchatka. Los científicos creían que el agua era estéril y que el volcanismo había eliminado todas las señales de vida. «Darwin proponía que la vida había comenzado en "un pequeño estanque caliente" ... Estamos poniendo a prueba su teoría en un "pequeño charco caliente"», explicaba Deamer en una reunión de la Royal Society en Londres en Febrero de 2006. Este grupo vertió una «sopa primordial» de proteínas, ADN y membranas celulares en el estanque, y esperaron a ver qué iba a suceder.

«Cuando los científicos sacaron muestra del agua después de unas pocas horas, se quedaron sorprendidos al ver que la mayor parte del material añadido había desaparecido.»

La Evolución Prebiológica

Phillip Johnson, Doctor en Jurisprudencia

Cuando el Tribunal Supremo abolió la ley de Louisiana que exigía un trato equilibrado para la ciencia creacionista, el Juez Antonin Scalia disintió de la decisión porque pensaba que «El pueblo de Louisiana, incluyendo aquellos que son cristianos fundamentalistas, tienen todo el derecho … a que se presente en sus escuelas toda aquella evidencia que pueda haber contra la evolución». Stephen Jay Gould se sintió perplejo de que un jurista de la erudición de Scalia (había tenido cátedras en varias universidades principales) sostuviese la absurda idea de que los fundamentalistas pudiesen tener evidencias científicas contra la evolución. Gould se dedicó a leer la opinión de Scalia buscando una explicación de aquello, y la encontró en varias frases en las que se implicaba que la evolución es una teoría acerca del origen de la vida.

En un artículo en el que corrige «El malentendido del Juez Scalia», Gould intentó deshacer el entuerto. La evolución, escribió Gould, «no es el estudio del origen último de la vida, como una vía para intentar discernir su sentido más profundo». Incluso los aspectos puramente científicos de la primera aparición de la vida en la tierra pertenecen a otros departamentos de la ciencia, porque «evolución» es simplemente el estudio de cómo la vida cambia una vez está ya en existencia. Debido a que había entendido mal el tema estrictamente limitado de la evolución, Scalia había tropezado en el malentendido de que es posible tener objeciones racionales a las doctrinas de la ciencia evolucionista.

El mito del «ADN basura», en retirada

Jonathan Wells, Doctor en Biología Molecular y Celular

La teoría de Charles Darwin de 1859 de que todos los seres vivos descienden de uno o unos pocos antecesores comunes, modificados por procesos carentes de conducción como la selección natural, no llegó a su actual prominencia hasta que se suplementó con la teoría de la herencia de Gregor Mendel después de 1900. Para la década de 1940, los científicos habían identificado el ADN como el portador de los factores hereditarios de Mendel.

Cuando James Watson y Francis Crick resolvieron la estructura del ADN en 1953, Crick formuló el «dogma central» de la biología molecular, que con frecuencia se expresa así: «El ADN hace ARN que hace proteína que nos hace a nosotros». Esto implica que las mutaciones en el ADN codificante de proteína proporcionan la materia prima de la evolución. Pero en la década de 1960 los biólogos descubrieron que alrededor del 98% de nuestro ADN no codifica proteínas. Algunos —incluyendo a Crick— designaron como «basura» al ADN no codificante, y lo atribuyeron a la acumulación de accidentes moleculares a lo largo de la evolución.

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer